Poesía en movimiento

Espacio dedicado a las letras
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Sólo los sabios pueden mirar donde los demas no ven nada
Emesga, nueva directora de la revista Keraynós

Comparte | 
 

 A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
kate
Repetidor de cátedra
Repetidor de cátedra
avatar

Cantidad de envíos : 119
Edad : 26
Fecha de inscripción : 03/01/2009

MensajeTema: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Miér 15 Sep 2010, 02:51

Os dejo dos párrafos de esta novela que es muy interesante y recomiendo leer. Si os gusta y os resulta curiosa, puedo subir otros párrafos que yo considero clave de este libro y lo mismo os puedo convencer y la leeís!! XD

"Dejamos las maletas en la habitación del hotel, y bajamos y fuimos ca-
minando hasta el local de la conferencia. Llegamos temprano, y nos sentamos
en un café.
-- Te quiero dar algo --dijo él, entregándome una bolsita roja.
La abrí inmediatamente. Dentro había una medalla vieja y oxidada, con
Nuestra Señora de las Gracias en un lado y el Sagrado Corazón de Jesús en el
otro.
-- Era tuya --dijo al ver mi cara de sorpresa.
Mi corazón empezó de nuevo a dar señales de alarma.
-- Un día de otoño como éste, cuando teníamos unos diez años, me
senté contigo en la plaza que tiene el roble grande. Yo quería decir algo que
había ensayado durante semanas. En cuanto comencé, me dijiste que habías
perdido la medalla en la ermita de San Saturio, y me pediste que fuera a bus-
carla.
Yo me acordaba. Dios mío, claro que me acordaba.
-- Logré encontrarla --prosiguió--. Pero cuando regresé a la plaza ya
no tenía coraje para decir lo que había ensayado. Entonces me prometí que
sólo te entregaría la medalla cuando pudiese terminar la frase que había co-
menzado a decir aquel día, hace casi veinte años. Durante mucho tiempo inten-
té olvidar, pero la frase seguía presente. No puedo vivir más con ella.
Dejó el café. Encendió un cigarrillo y se quedó un largo rato mirando la
punta. Finalmente se volvió hacia mí.
-- Es una frase muy sencilla --dijo--. Te quiero.


(...)

-Respiré hondo. No se podía postergar más el tema.
- Quedamos en hablar del amor --dije--. No podemos seguir eludiendo
el asunto. Tú sabes cómo he pasado estos días. Por mí, este tema no habría surgido. Pero ya que se presentó, no pue-
do dejar de pensar en él.
-Amar es peligroso.
- Sé de eso --respondí--. Ya conocí el amor. Amar es como una dro-
ga. Al principio hay una sensación de euforia, de entrega total. Después, al día
siguiente, quieres más. Todavía no te has enviciado, pero te ha gustado la sen-
sación, y te parece que puedes mantenerla bajo control. Piensas en la persona
amada durante dos minutos y la olvidas durante tres horas.
»Pero al poco tiempo te acostumbras a esa persona, y pasas a depen-
der totalmente de ella. Entonces piensas en ella durante tres horas y la olvidas
durante dos minutos. Si no está cerca, experimentas las mismas sensaciones
que los viciosos cuando no consiguen droga. En ese momento, así como los
viciosos roban y se humillan para conseguir lo que necesitan, tú estás dispues-
to a hacer cualquier cosa por el amor. –
- Qué ejemplo tan horrible--dijo él.
Era realmente un ejemplo horrible, que no combinaba con el vino ni con
la fuente ni con las casas medievales que rodeaban la pequeña plaza. Pero era
verdad. Si él había dado tantos pasos por culpa del amor, necesitaba conocer
los riesgos.
- Por eso, sólo debemos amar a quien podemos tener cerca --concluí.
Él se quedó un largo rato mirando la niebla. Parecía que ya no volvería a
pedir que navegásemos por las peligrosas aguas de una conversación sobre el
amor. Yo estaba actuando con dureza, pero no había alternativa.
«Cerramos el asunto», pensé. La convivencia de tres días --y encima
viéndome usar la misma ropa todo el tiempo-- fue suficiente para hacerle cam-
biar de idea. Mi orgullo de mujer se sintió herido, pero mi corazón latió más ali-
viado."
Volver arriba Ir abajo
Érato
Escritor desesperado
Escritor desesperado
avatar

Cantidad de envíos : 76
Fecha de inscripción : 10/09/2010

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Miér 15 Sep 2010, 03:57

Vaya, me han gustado los fragmentos. A ver si la localizo pronto y me pongo a leerla, gracias por tu recomendación, kate! =)
Volver arriba Ir abajo
LIKUG
Tejedor de Sueños
Tejedor de Sueños
avatar

Cantidad de envíos : 225
Edad : 38
Localización : BARCELONA
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Jue 16 Sep 2010, 11:36

Hice un viaje de mochilero desde el Norte Argentino, al sur... atravesando 3000 y picos de kilómetros. Mi segundo compañero fue un libro: El Alquimista de Paulo Coelho. Recientemente editado en Argentina (muy adecuado y casi "mágico" para ser leído durante un viaje)

Luego buscando "eso", fui leyendo todos los que publicaba... El Peregrino, Brida, Verónica Decide Morir, La Quinta Montaña, El Manual del Guerrero de la Luz, A Orillas del Río Piedra me Senté y Lloré, Maktub, Once Minutos y no sé cual más hasta que dije basta! Desde ese día no volví a leer nada de Paulo y probablemente no vuelva a hacerlo.
Sin duda, “su” obra maestra es El Alquimista... y sin duda, lo mejor de esa obra es la historia (llena de simbolismo y sugerente por demás)

Para mi desilusión, -respecto de Coelho, claro- Borges había reescrito una historia muy parecida –idéntica- a la de Coelho; y digo reescrito porque la original está en Las Mil y una Noches.

Conociendo a Paulo hay que reconocerle su maestría como narrador, pero lo que tiene su mejor novela -por lejos la mejor de las que leí suyas - es de Las Mil y Una Noches.

En realidad, descontando El Alquimista, él es bastante simple; aunque no se amedrenta a la hora de abordar temas muy profundos y complejos. Sabe escribir muy bien lo que la gente necesita y quiere escuchar sobre esos temas... pero en realidad él pretende -y cree haberlo conseguido- trasmitir un camino a la "iluminación", y que por supuesto, no ha conseguido, apenas rasca la superficie.

Mi conclusión: Es un escritor de novelas jóvenes y entretenidas muy bueno... pero nada más.

Recomiendo leer el alquimista – y durante un viaje para sacarle mayor provecho.


Volver arriba Ir abajo
Makwa
Escritor desesperado
Escritor desesperado
avatar

Cantidad de envíos : 82
Edad : 30
Localización : Sevilla
Fecha de inscripción : 03/05/2009

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Lun 11 Oct 2010, 08:04

vaya me encanta Kate! De coelho solo he leído "El alquimista"... hace años y me encantó ... voy a tener que añadirlo a mi lista de libros por leer!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Jaskier
Amante de la Poesía
Amante de la Poesía
avatar

Cantidad de envíos : 289
Edad : 26
Localización : Entre columnas de coral
Fecha de inscripción : 14/02/2008

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Mar 12 Oct 2010, 02:54

Es un texto muy interesante, me ha gustado lo de la medalla, imaginar el momento en el que ella vió la medalla ha sido un eslofrío luminoso, imaginar el tiempo que pasó con esa medalla... Pero después pasa un poco por encima, en eso Likug tiene razón, le falta rascar algo más. La idea de la droga me resulta familiar y tampoco es mi favorita para la conversación, me ha parecido un concepto de amor algo cerrado, no sé, tal vez he acabado con un regusto amargo por como acabó la cosa, él empezó decidido, golpeó primero, y después ella cierra el asunto, renuncia, después de 20 años... Me falta algo, me falta su respuesta, o lucha, o comprender porque no lucha... Me ha parecido un instante grande el de la medalla, vale la pena ese instante, lo merece.

_________________
"Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti." F. W. N.
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/whitedove_raven
Setefilla
Adicto a la lectura
Adicto a la lectura
avatar

Cantidad de envíos : 73
Localización : Sevilla
Fecha de inscripción : 20/03/2009

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Miér 13 Oct 2010, 10:58

odio a Cohelo, no me gusta su forma tan excéntrica de hacer literatura porque subraya en sus obras la estupidez humana. Cuentos con moraleja, como esos q nos contaban de pequeños nuestros padres. Solo obviamos algo, que somos adultos y la vida es dura y cruel y debemos de ser conscientes de ello. ¿´Que el universo conspira para conseguir lo que deseas? si...por eso estamos tan frustrados y perdidos. Es una tonteria como lo son sus libritos de autoayuda, q eso es lo k son. Narraciones paupérrimas que necesitan algunas personas para sentirse libres.

Paso de Cohelo, solo me he leido el alquimista pero es q libros como ese o precidos (como el tan leido secreto), no deberían ni publicarlos vaya!
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/sete_mm
LIKUG
Tejedor de Sueños
Tejedor de Sueños
avatar

Cantidad de envíos : 225
Edad : 38
Localización : BARCELONA
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   Miér 13 Oct 2010, 13:45

Hooo Setefilla, cómo no extrañarte!!! Como a un kilómetro de distancia ya se sabe que eres tú la que viene allá!! Un placer verte llegar
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho   

Volver arriba Ir abajo
 
A orillas del río Piedra me senté y lloré, por Paul Coelho
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Piedra tallada
» Algo con una pequeña piedra engarzada
» EL MANUSCRITO DE PIEDRA, Luis García Jambrina
» Piedra Redonda...Sera que nada mas rodo en algun arroyo?
» Wilkie Collins, La piedra lunar / Dos destinos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Poesía en movimiento :: Relatos-
Cambiar a: