Poesía en movimiento

Espacio dedicado a las letras
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Sólo los sabios pueden mirar donde los demas no ven nada
Emesga, nueva directora de la revista Keraynós

Comparte | 
 

 ERÓTICA I, II y III

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LIKUG
Tejedor de Sueños
Tejedor de Sueños
avatar

Cantidad de envíos : 225
Edad : 38
Localización : BARCELONA
Fecha de inscripción : 08/08/2008

MensajeTema: ERÓTICA I, II y III   Jue 21 Mayo 2009, 05:51

ERÓTICA

I

El principio es un delincuente fugitivo.
Una membrana transparente
que se desdibuja temporalmente en tu lengua,
como si adquiriera una curva palpable y viva,
la muerdo…
Y me bebo despellejada la sugestión
hasta la última burbuja.

Se muestra entonces la bisilábica anguila
desde su propia hendidura,
donde se unen nuestros pechos,
y se manifiesta entre mis piernas.
Me muerde…
Y goza, recreándose en algún oscuro padecimiento.

Se enrosca dentro de tu vientre, cual babosa,
y asoma la mente por la herida, estigma fémina,
mientras ciñes al dolor desde su origen,
negándote a la saliva.
Saliva cáustica que incendia
la tendencia de un sexo rechazado:
un principio sin sabiduría,
un círculo extremadamente blando…
En la boca, vigente un orgasmo
una cajita musical entre los muslos
un trozo de pan, mi alimento aliñado.

II

Comienzo a perderme… en vapor…
Mi piel se engaña con la forma, la tuya,
y me devora el cuerpo que se inflama
con el afán de envolverme, una y otra vez,
y se va consumiendo ante la implacabilidad del sudor
que le concede, sobre el aceite, la danza a las anémonas.
Una implosión alcohólica sin uñas ni dientes,
las encías musgosas y abandonadas
una caverna de humus, y un negro tridente…


El animal despierta con la violencia
y la incisión de tus pechos expectantes… alertas.
Entonces decido penetrarte desde el tronco del estómago
como si los genitales se unieran a la columna
y te engarzara desde allí,
donde se concentran todas las partes del comienzo,
y se amalgaman a la definición del tiempo.

III

¡No me sorprendas las manos!
Que advierto en relieve las venas de los ojos
y adopto la posición del felino cuando acecha.

No ahondes con los efluvios,
no hay más profundidad que la niñez inicial,
aquella de la primera fragancia,
de la vulva en el árbol, de la sustancia madura.

¡No mires por encima del hombro…
ni hagas el gesto de la actriz!

Con el extremo de la lengua y el índice
le arrebatamos al tiempo sus olvidos
y dividimos en dimensiones al espacio.

Nosotros, quienes no existimos
cuando nos introducimos… mutuamente
y nos desaparecemos.
Volver arriba Ir abajo
 
ERÓTICA I, II y III
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Dinero de María y Martí el Joven, ceca Sicilia (M gótica)
» Arqueología subacuática
» Metaestética.
» Mi primer intento de estética Steampunk!
» Quitar la suscripción automática de temas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Poesía en movimiento :: La Magia de la Poesía-
Cambiar a: